Isílnaren - Rol medieval fantástico
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarseWikiaPersonaje

Comparte | 
 

 Primeros pasos en una tierra desconocida

Ir abajo 
AutorMensaje
Jibriel Von Görz
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
5 / 1005 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 16
RoLCoins RoLCoins : 30
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Primeros pasos en una tierra desconocida   Vie Sep 25, 2015 2:49 am

Ese día, en Nivemba estaba haciendo una tormenta de nieve horrible, apenas se podía ver a un metro más allá de la nariz, y nadie en su sano juicio se le ocurriría la brillante idea de estar por allí solo, y como los habitantes de Antilea sabían esto muy bien, no se veía ni a un sólo alma rondando por aquellas tierras, bueno, aunque aparentemente a alguien si se le ocurrió, ya que se veía sobresalir de la nieve una mini montaña con forma de cuerpo humano. Definitivamente, quien sea esa persona no había salido de su caminada muy bien parada.

Sólo se veía en la nieve la mitad del cuerpo, se podía que era una mujer, con la tez casi tan pálida como la nieve pero que sobresalía gracias al extraño color verde de su cabello. Tenía unos ropajes totalmente fuera de lugar, un traje de falda negro que no se veía muy abrigador, a menos que las botas casi a medio muslo tuvieran esa función, sin embargo, todavía iba demasiado descubierta para la perenne temperatura del lugar.

De pronto, la nieve a su alrededor comenzó a derretirse por el calor corporal de la muchacha de una manera muy extraña, como si ella estuviera rodeada por fuego, y la muchacha en apariencia de no más de unos veinte años de edad humanos se despertó sobresaltada, como si hubiese despertado de una larga pesadilla.

- Jibriel Von Görz - Dijo en voz baja con un rostro confundido que duró algunos segundos antes de ser reemplazado por una aparente frialdad. Intentó ponerse de pie, y al hacerlo miró con algo parecido a curiosidad sus manos -Habría podido jurar que tenía garras- se dijo a sí misma, sin embargo sus cavilaciones se vieron interrumpidas cuando escuchó algo similar a pasos acercándose. Entrecerró los ojos, haciendo así que el llamativo color dorado de sus ojos se hiciera poco visible, y como si no fuera parte de una ironía el que ella no sabiendo su propia procedencia exigiera esa respuesta de alguien más, preguntó:
-¿Quién eres?-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mithöldir Víðárson
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons : 3100000
⚔Nivel : 10
Mensajes : 94
RoLCoins RoLCoins : 2147483647
Fecha de inscripción : 20/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Primeros pasos en una tierra desconocida   Vie Sep 25, 2015 11:06 am

Durante todo el trayecto en dirección a Antilea, Ralof el Anciano se había estado quejando una y otra vez. No toleraba bien el calor, y aunque Mitholdir le repetía continuamente que pronto llegarían hasta las tierras níveas de las que les habían hablado, ésta no cesaba en sus quejas. Marchaban en un gran barco de dragón, largo y que avanzaba gracias al esfuerzo de treinta guerreros que reamaban sin cese alguno. Cuando estaban por el centro del mar antileico, se dio una tormenta importante que los ralentizó mucho más. Cuando estos vislumbraron por primera vez las tierras níveas, Ralof el Anciano había comenzado a dar saltos de alegría.

—Mantengamos la calma —dijo Mitholdir, sin ocultar una amplia sonrisa. Había oído hablar de aquellas tierras, níveas e impolutas. Nivemba, el rincón olvidado de un continente desconocido.

A medida que se fueron acercando, contemplaron la imposibilidad de desembarcar sin tener que realizar alguna maniobra extraña. Esto debido principalmente a que los bordes de Nivemba estaban conformados por gigantescos acantilados, inatravesables. Mitholdir dio algunas instrucciones, para que avanzaran un poco más hasta hallar alguna zona plana. Y en cuanto se supieron ubicar a si mismos, marcharon un poco hacia el Sur del territorio. Más allá en el sur, sí empezaba a abrirse ante ellos una zona llana y donde el desembarco era permisible. No tardaron mas de una hora en desembarcar, y una vez con los pies en la nieve, Mitholdir respiró ampliamente el aire fresco de aquella tierra.

—Bueno, sigue sin hacer tanto frío como en nuestras tierras ,¿verdad? —comentó Ralof el Anciano.

—No, pero en parte lo agradezco —replicó Mitholdir, dirigiendo su vista hacia él.

El pelirrojo empezó a andar, y los demás tras él, tras haber enganchado a un fragmento sólido de hielo, varias cuerdas que tomaban con fuerza el navío de dragón con el que habían llegado a esa zona.

—Creo que mejor deberíamos establecer un pequeño asentamiento aquí, Mitholdir, antes de continuar —dijo uno de los guerreros que habían formado parte en la expedición.

—De acuerdo, si estás dispuesto a hacerlo, adelante —contestó el pelirrojo.

Sin embargo él continuó avanzando por las nieves. Quería explorar, vislumbrar cómo era aquel lugar y conocerlo mejor. Ahora que habían llegado por fin tras un largo viaje, lo último que deseaba era parar un instante, perder el tiempo, aunque fuera con cuestiones necesarias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jibriel Von Görz
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
5 / 1005 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 16
RoLCoins RoLCoins : 30
Fecha de inscripción : 22/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Primeros pasos en una tierra desconocida   Dom Sep 27, 2015 4:48 am

No recibió respuesta alguna, así claramente estaba siendo ignorada; intentó detallar al sujeto que apenas veía gracias a la cortina de nieve: tenía los ojos tan dorados como los suyos pero el cabello o era negro o era lo suficientemente oscuro para parecerlo; era de complexión tan delgada como la suya pero intuía que le sacaba una cabeza de altura. Sus labios se curvaban hacia el lado derecho en una clara mueca burlona, como si se burlara de su situación actual, cosa que encendió su ira e hizo que se pusiera de pie mucho más rápido de lo que tenía en un inicio pensado hacer.

Caminó hacia el desconocido con dificultad debido a lo profunda de la capa de nieve y el calzado tan poco apropiado que portaba, pero aún así le estaba tomando muy poco tiempo llegar hasta él, pero, cuando la distancia era tal que podía estirar el brazo y tocarlo, apareció otro detrás de su objetivo un hombre muy similar al que estaba frente a ella, pero con los rasgos más suaves y amables que éste. El segundo hombre le puso la mano a aquel insolente en el hombro de manera conciliadora, pronunció unas palabras que a pesar de su cercanía no pudo oír, y los dos se fueron de allí como si fueran producto de su imaginación.

Decir que la confusión no se grabó en el rostro de la chica hubiese sido una mentira; no recordaba de donde venía, recordaba sólo su nombre, y además estaba viendo algo parecido a fantasmas o en su defecto, su cerebro estaba tan trastornado que ella misma estaba comenzando a crearse amigos imaginarios.

- El pánico no me va a llevar a algún lado. Debo llegar a algún lugar poblado para saber en primer lugar donde estoy - pensó mientras cerraba los ojos para calmar el momentáneo ataque de pánico del cual era víctima. Luego, cuando ya su respiración se vio normalizada de nuevo abrió los ojos para ver a su alrededor encontrándose sólo con el paisaje blanco, no importa por donde se le mirara - ¿Cómo voy a saber donde estoy, si no se como llegar a una ciudad?, y este lugar no es que me de muchas pistas de como llegar a una - por lo que haciendo una mueca de disgusto, caminó dirección contraria de donde se veía la silueta de unas montañas, con suerte encontraría a alguien más... Con suerte...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mithöldir Víðárson
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons : 3100000
⚔Nivel : 10
Mensajes : 94
RoLCoins RoLCoins : 2147483647
Fecha de inscripción : 20/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Primeros pasos en una tierra desconocida   Dom Sep 27, 2015 2:54 pm

Durante su paso Mitholdir no encontró criatura alguna o muestra de vida en aquellas inhóspitas tierras. Nivemba era como la llamaban los humanos de Tuitusk , y Nivemba era como la consideraba el ahora. Comenzaron a caer algunos copos de nieve, aunque una niebla que arrastraba la nieve que ya había en la superficie, le impedía la visión mas allá. De hecho, era incapaz de ver el horizonte, aunque llegaba a vislumbrar alguna que otra cadena montañosa, forzando en demasía su visión. Continuo caminando durante algunos minutos, alejándose bastante del punto donde habían dejado el navío sus compañeros; el confiaba en que sabría volver. No estaba del todo seguro, pero confiaba en ello. A medida que marchaba hacia el interior de aquel territorio, sus pies iban hundiéndose mas y mas en la nieve, hasta que de pronto se hallo a si mismo caminando con cintura hacia abajo cubierta por la nieve.

Fue cuando vio un alma en la lejanía, en un instante preciso en el cual la nieve no cubrió su visión, cuando esto despertó sus extremidades, que poco a poco estaban comenzando a ralentizarse en su camino. Corrió todo cuanto pudo, acercándose a quien había avistado mas allá. Contemplo un cabello, que siendo fuertemente arrastrado momentáneamente por el viento mostraba un tono verde casi etéreo. Mitholdir se asombro con aquella visión, preguntándose si seria alguna criatura de aquellas tierras. Sin embargo era una mujer, y mostraba un aspecto bastante humanoide en apariencia. Aun le quedaban algunos metros hasta llegar a ella, y durante ese tiempo no hizo mas que observarla y despertar distintas preguntas en su mente. Sintió que por un momento le dirigió la mirada, y aun sin saber si había sido producto de su imaginación, noto el brillo intenso de unos ojos dorados. Cuando ya llego hasta ella, se agacho a su lado. No supo muy bien que idioma hablaría, así que probo el genérico, lengua hablada por la mayoría de las gentes del mundo.

—Hola? Estas herida? —Le pregunto al instante. Ambos estaban con medio cuerpo hundido en la nieve, una de las razones por las cuales las piernas de Mitholdir estaban comenzando a ceder. Ni siquiera en el norte de Isílnaren se había visto obligado a atravesar tal cumulo níveo—. Ven, puedo llevarte con mis compañeros. Estamos haciendo un asentamiento aquí cerca. —El muchacho se acerco un poco mas. Pretendía ayudar a la extraña mujer a caminar. Pensó que no seria improbable que ella hubiera estado durante horas caminando por allí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Primeros pasos en una tierra desconocida   

Volver arriba Ir abajo
 
Primeros pasos en una tierra desconocida
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Isílnaren - Rol medieval fantástico :: ~Antilea ~ :: Nivemba-
Cambiar a: