Isílnaren - Rol medieval fantástico
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarseWikiaPersonaje

Comparte | 
 

 Tirwal 1 (Astrid)

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Vie Ene 23, 2015 7:53 pm

Grande rabano:
 

Cuando le explico lo que sucedía a Astrid, ésta sintió una extraña sensación en el estomago. No sabia si era lo mejor dejarla marchar y que hiciera aquello que creía conveniente. Vio en la mirada de Bea una fugaz muestra de la ira que sentía en aquel momento. Ira, o ansias de venganza. Mientras ella marchaba justo hacia la puerta del lugar en el que se encontraban aquellos tales Manzano, se colocó justo detrás de ella y le poso una mano sobre el hombro.

—Espera, no deberías precipitarte —le dijo entonces—. Debes controlar tu violencia. Si quieres saber lo que de verdad ha sucedido, tendrás que saber controlar tu actitud, de lo contrario, no conseguirás lo que quieres. Ya tendrás tiempo mas tarde para vengarte o expresar el odio por todo el daño que pueden haberte causado…

Las palabras de Astrid habían aflorado de sus labios con total sinceridad. Quería el bien para Bea, lo mejor para ella, y era consciente de lo distinta que había sido su vida por culpa de aquellos familiares de su madre. Una vida que podría haber sido mucho mas feliz y con una familia unida, en un hogar seguro y lleno de amor. Un amor que en el pasado había sido rechazado y en consecuencia la pobre Bea había sido la principal víctima, teniendo que cargar con un renombre inmerecido.

—Piensa antes lo que vas a hacer a continuación. No te dejes llevar —le dijo, casi en una suplica.

Sentía gran compasión por Bea, una compasión que la hacia desear evitar a toda costa que sus reacciones debidas a los sentimientos que las circunstancias habrían generado en Bea, le acabaran causando mas de un perjuicio.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Vie Ene 23, 2015 8:24 pm

Me calmé al escuchar las palabras de Astrid. Quizá me había precipitado demasiado en mis pensamientos de venganza, pero es que aquel tema me superaba por momentos, en parte debido a mi naturaleza de lobo. Pero su voz me relajó. Algo había que hacer, y había que hacerlo tranquilamente para no llamar mucho la atención.

-¿Cuántos días quedan para el templo más cercano?-gruñí.

Me senté en el suelo y cerré los ojos mientras esperaba la respuesta de Astrid. Necesitaba perderme en mis pensamientos. Aun estando calmada, imaginé distintas muertes y torturas para el jefe de aquella casa y todos los que hubiesen ayudado a la desgracia de mis padres. Imaginaba un charco de sangre, y en mi interior mi cuerpo, con mi cara desencajada en una risa diabólica.  Enfrente mía, el cuerpo decapitado y mutilado de un hombre, con la cabeza girada de tal manera que no pudiese verle la cara. Pero el cabello era del mismo tono que el mío.

Una pequeña sonrisa se dibujó en mi rostro. Aún esperaba la voz de Astrid anunciando aquel lapso de tiempo que esperaba.

-Desde tiempos inmemoriales, los híbridos de lobo nos hemos visto con la mancha de asesinos y violadores. La cosa está ahora tranquila, pero antes había patrullas para cazarnos, incluso llegó a caer algún humano especialmente velludo por error. Una vez llegaron a cazar a uno al que acusaron de violar y matar a muchas mujeres y niños. ¿Sabes lo que le hicieron? Lo descuartizaron con hachas de madera y lo colgaron en el pueblo rodeado de tantas estacas de madera como víctimas se le achacaban. Y a los verdugos siempre se nos ha rechazado por nuestra proximidad para con la muerte. Muchos acababan alcohólicos y en muchos lugares de la Facción sólo les permitían casarse con las hijas de otros verdugos. Cuando iban al mercado, tenían que señalar la comida con una vara y tenían que colocarse atrás del todo en los templos. Esas normas fueron levantadas, pero el estigma sigue en el oficio. Así que imagínate, verdugo e híbrido de lobo. Una vida preciosa, ¿eh?


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Mar Ene 27, 2015 12:39 am

—No demasiado —respondió a su pregunta, respecto a cuanto tiempo quedaría hasta llegar al templo que Astrid le había mencionado.

Astrid escucho las atrocidades que Bea le contó respecto a los híbridos de lobo, aquello que habían sufrido por culpa de los humanos que no habían estado de acuerdo con su existencia. Astrid conocía de esas atrocidades. Muchas de ellas simplemente las había escuchado en boca de otros… otras las había llegado a presenciar, en sus trayectos, en sus largos años de vida. Era inevitable llegar a conocer a aquella clase de persona que no estaba de acuerdo con la existencia de los híbridos de lobo, y no eran los únicos. También había algunas agrupaciones o gente, minorías que no estaban de acuerdo con la existencia de otras diversidades, frutos de la mezcla formada a través de las generaciones, de las almas humanas con algunas almas animales.

—Comprendo tu ira, y se de las atrocidades por las que han pasado los de tu raza, pero debemos centrarnos en lo principal —le dijo poco después—. No falta mucho para llegar al templo, y una vez allí podremos llevar a cabo más averiguaciones. Por lo menos sabes este nuevo detalle, lo cual es bastante… Manzani… como dije, no falta mucho para llegar al templo, tal vez un día más a caballo si nos damos prisa y no hacemos pausas demasiado largas. Si quieres podemos quedarnos aquí un día mas, si quieres podemos continuar con nuestro trayecto.

En la parte de abajo de la posada, conversaban varios soldados de la facción Austral. Comentaban algunas cosas en relación a Ardaerah y unas disposiciones que tenia previsto formalizar. Astrid, después de hablar, había estado atenta a aquel palabrerío, tomando unas y otras palabras, conectándolas y finalmente comprendiendo de que hablaban. Entonces, volvió la vista nuevamente a Bea y espero su respuesta, sobre que seria lo que harían a continuación.

—¿Deseas hablar con los Manzini para averiguar algo más, o mejor continuamos? Doy por hecho que si nos quedamos aquí, hablaras con ellos. O bien podemos continuar el viaje, y no tendrás que aguantar tu ira para mediar palabra con ellos.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Mar Ene 27, 2015 1:28 am

-No.-dije guiñando un ojo.-Servidora se está reservando el estómago para el mejor plato del festín.-concluí con una sonrisa.

En mi interior, sabía que si me enfrentaba a aquellos mercenarios la fastidiaría, pues a ambas nos interesaba mantener un cierto sigilo para no fallar en aquel objetivo de hallar a mi madre, y no me perdonaría ni fallar en mi misión ni hacer peligrar la vida de Astrid, que tan altruistamente se había ofrecido a echarme una mano. Aun sabiendo que no íbamos a viajar precisamente con lujos y posiblemente tuviésemos que dormir bajo las estrellas. Quizá no había que perder la esperanza en la humanidad. Quizá existía esa gente buena de la que me había hablado mi padre. Quizá hubiese más gente en la Facción a la que pudiese llamar “familia”. En mi zona hay un dicho que reza “No hace falta compartir la sangre para ser familia”.

Eché un vistazo a aquella sencilla habitación con dos camas. Quizá fuese la última que pisásemos en un tiempo, quizá la última de nuestras vidas. Era consciente de que podría morir en aquella empresa, pero al menos me iría al Metsaylin con los deberes hechos. No pude evitar pensar en Hagen. Apenas lo había tratado, pero me daba la impresión de que una aventura como esta le hubiese agradado sobremanera. Me sentía tentada a escribirle también esta vez, como cuando viajé hacia mi primera ejecución como verdugo principal. Pero no sabía si estaría demasiado atareado en el cuartel de Tazardís, así que desistí de aquella

Se oía a un bardo cantar en la plaza del pueblo, cantando una canción de amor realmente linda. Los había por los que sentía verdadera lástima, pues tenían maravillosas voces y componían hermosas melodías, pero apenas ganaban para comer.

Me senté en mi cama y me puse a afilar el hacha con una piedra, y luego la metí bajo la almohada como era mi costumbre, con el lado del filo mirando a la pared.

-Quizá debamos dormir, conviene no alborotar y necesitamos un buen descanso para mañana.-concluí.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Miér Ene 28, 2015 3:04 pm

—Desde luego —respondí a Bea—. Lo mejor es descansar. Mañana tendremos que continuar nuestro trayecto hacia el templo donde a lo mejor está, o a lo mejor no está tu madre. Espero que puedas dormir bien y conciliar el sueño. Hasta mañana, Bea.

Astrid logró relajarse, pensando en antiguos recuerdos de su pasado. Tan lejano ya, y sin embargo todavía conformaban una especie de espina clavada en su corazón. Recuerdos que por más atrás que quedasen en el tiempo, jamás se marcharían. Y es que además, ella no deseaba olvidar ninguno de esos recuerdos. Su familia… Al fin y al cabo habían sido su familia. No debía olvidarlos, hubiera pasado lo que hubiera pasado. En ocasiones lamentaba las decisiones que había tomado, pero poco después, sentía cómo La Madre le decía de alguna forma que debía continuar, que aquel era su destino, si es que existía algo que pudiera llamarse destino.

Astrid consiguió apartar aquellos pensamientos nuevamente de su mente, pues de no hacerlo no podría descansar lo más mínimo. Y al fin y al cabo, pese a que La Madre la había dotado de inmortalidad, continuaba teniendo todas y cada una de las debilidades humanas. Entre ellas, la necesidad de descansar, más clara que ninguna otra. De hecho, Astrid había notado que cuantos más años tenía, más largos eran sus descansos. En ocasiones, había pasado más de cinco días durmiendo, y al despertar, todo había continuado sin más, como si su cuerpo se hubiera dormido a voluntad, sin gastar ninguno de los recursos con los cuales contaba su cuerpo.

El sol se alzó la mañana siguiente con fuerza, sin embargo una fuerza que no se mostró lo suficiente, debido a la gran cantidad de nubes tormentosas que cubrieron el cielo. Iba a llover. Cuando Astrid despertó, se asomó a la ventana para contemplar aquellos nubarrones oscuros. Llovería en cualquier momento, pero por el momento tan solo podía apreciar cómo había un intenso viento, que golpeaba una y otra vez los árboles, removiendo sus hojas.

—Buenos días Bea —le dijo, pese a que todavía no la había ni mirado—. Parece que tendremos un viaje movido. Deberemos tener cuidado.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Miér Ene 28, 2015 6:40 pm

Abrí los ojos pesadamente al oír la voz de Astrid al darme los buenos días. Me moví un poco bajo las mantas, para lograr salir de ellas, y abrí los ojos. Logré salir de la cama aun estando un poco dormida, y me calcé.

-Muy buenos días, Astrid.

Me asomé a la ventana de aquel humilde cuarto, y un delicioso y fresco viento me acarició la cara, lo cual me vino bien para despejarme. Parecía que iba a llover un poco en el trayecto.

-Vaya, parece que la Madre nos ayudará en este día otorgándonos algo menos de sol para no ser vistas.-dije sonriendo. Realmente gozaba de aquel clima, me encantaba sentir el viento entretejiéndose con mi cabello corto y la sensación de frescor en mi cara. Muchas veces me gustaba sentarme en la ventana de mi cuarto a disfrutar aquello, cosa que me hubiese gustado hacer, pero precisamente hoy íbamos con prisa. A veces también solía cazar en mi forma de lobo. Saqué mi hacha de debajo de la almohada, la envolví cuidadosamente con un trozo de cuero y bajamos a la taberna a desayunar, donde Herr Müller y su mujer nos esperaban para desayunar con nosotras. Sobre la mesa había salchichas blancas típicas del lugar y huevo frito, que Frau Müller nos hizo comer alegando que los viajeros siempre pasaban hambre. Tras aquel pequeño banquete, nos dieron un paquete de comida y unas botas con agua (según ellos, era mejor llevar agua propia que beber de un río y que te siente mal). Tras despedirnos (“Ten cuidado si te encuentras con esos tipos”, dijeron), fuimos al establo a por los caballos. Saqué una capa de las alforjas, me cubrí con ella y aseguré mi hacha a la espalda antes de subirnos a los equinos, y salimos de la posada. Cabalgamos un poco por el pueblo, como no decidiéndonos a salir, hasta que decidí abrir la boca.

-Y bien, ¿por dónde vamos?


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Lun Feb 09, 2015 11:55 pm

—No cantes victoria, Bea —le respondió Astrid, respecto a su comentario sobre el tiempo y la supuesta ventaja que La Madre les estaba otorgando—. La escasez de luz puede hacernos pasar desapercibidas, pero al mismo tiempo significaría una clara desventaja en el caso de que nos detecten. No podríamos avanzar mucho y además esto nos ralentizará el paso, lo cual nos mantendrá más expuesta a posibles bandidos.

Se subió a su yegua y observó el panorama antes de partir. Estaba todo totalmente húmedo. Aquel tiempo, sin duda, las ralentizaría en demasía, pese a que les quedase poco hasta llegar al templo al cual debían arribar con la mayor prontitud. La humedad agobiaba a Astrid, quien varias veces se secó el rostro con una pequeña manta que llevaba consigo, una manta negra y áspera. Empezó a llover con fuerza, y Astrid negó con la cabeza. Pese a aquello, debían continuar con el trayecto sin parar.

—Sigamos —dijo.

Ya cabalgando, Bea un poco más atrás para seguir el paso continuado de Astrid, se vieron envueltas en una gran cantidad de niebla densa acompañada de la tormenta que caía sobre ellas. Aquello impedía totalmente la visibilidad, y hacía el trayecto verdaderamente difícil. Astrid, sin embargo, sabía más o menos bien cómo continuar hacia delante hasta el templo sin perderse. Esperaba no desviarse de la ruta, y si conseguía continuar el camino sin perderse era gracias a que tenía en su mente ciertos puntos de referencia con los cuales se encontraban de tanto en tanto. Una piedra grande con una forma determinada, el cartel de un local poco conocido, aquella clase de detalles que ya había visto en el pasado, la ayudaban a percatarse de dónde se encontraba. Sin embargo fue al cabo de un par de horas, cuando se hallaron ambas frente a la posada de Atreya, cuando se percató de que habían ido por mal camino; se habían pasado.

—Lo lamento, debemos retroceder. Por fortuna sé hacia donde exactamente —dijo, a la vez que se disculpaba.

Partiendo desde la posada de Atreya, sin parar un solo segundo, se volvieron hacia el sur—oeste, con la esperanza de hallar el templo fácilmente. La posada de Atreya era un punto clave para Astrid, por lo tanto si no llegaban hasta el templo desde allí, tendrían que esperar a que la niebla y la tormenta se disipasen. En mitad del trayecto, algo enervó a los caballos. Un gruñido se escuchaba más allá, lo cual inquietó a la yegua de Astrid. La montura de Bea parecía algo más tranquila, como incapaz de detectar el peligro que había más allá.

—Creo que son lobos —mencionó Astrid—. Ten cuidado. Pero estamos cerca del templo.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Mar Feb 10, 2015 12:23 am

Descendí del caballo, y sin apartarme mucho ni de él ni de Astrid, le dije:
-Ten cuidado, esos aullidos no me gustan.

Me concentré para mi transformación, y cerré los ojos. Hacía mucho tiempo que no lo hacía, incluso temía haber perdido algo de técnica. Sentí que mi cara se alargaba a la vez que mie cuerpo se encogía para forzarme a andar sobre mis manos y pies, que ya lucían como cuatro peludas patas. Incluso había olvidado los colores de mi pelaje, gris lunar con la parte delantera de las patas, la cola y parte de la cara en blanco. Como único vestigio de mi humanidad, cuatro pendientes en la oreja izquierda.

Olisqueé el aire. Olía a árboles, a hierba y a musgo. Y a pesar de la niebla, detecté animales. Dos lobos, y no precisamente mansos. Lancé un gruñido de advertencia, y ericé los pelos de mi lomo. Uno a mi derecha y otro a mi izquierda, que al olerme como un congénere suyo saltaron a atacarme, con las fauces bien abiertas. Salté hacia el de mi izquierda, directa a su cuello, cuya yugular destrocé. La sangre salpicó mi pelaje, y aterricé de tal manera que caí sobre el cadáver. Gruñí al otro lobo, y éste salió corriendo. Regresé a mi forma humana.
-Problema solucionado. Podemos continuar.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Mar Feb 10, 2015 5:35 pm

Astrid contempló la fugaz lucha que mantuvo Bea convertida en lobo contra el resto de los lobos que acababan de llegar. Mientras Bea peleaba con presteza, Astrid se dedicaba a vigilar su montura, tomándola por las riendas al mismo tiempo que ella continuaba subida en la suya. Observo la pelea, que pasó rápidamente sin que pudiera vislumbrar la con claridad debido a los rápidos movimientos y el clima que disminuía notablemente la visibilidad. De repente, Bea ya era nuevamente una humana. Astrid le sonrió amablemente, con una mueca de agradecimiento.

—No queda mucho para llegar… —mencionó—. Pero me temo que estos lobos estaban en grupo escapando de cazadores, a mi parecer. No es preocupante, pero hay algunos cazadores que se agrupan en tropas y no son amistosos a la facción.

Las flechas silbaron en la cercanía. Pasaron a poca distancia de ellas. Astrid volvió la vista y trató de vislumbrar en alguna parte el origen de aquellas flechas. Su montura se estaba poniendo nerviosa, y el caballo de Bea estaba tan nervioso que se puso fuera de control y Astrid tuvo que soltar las riendas. Esperó que Bea pudiera tomarlas a tiempo, antes de que el caballo se marchase y no pudiera volver a contar con él. Una nueva oleada de flechas pasó fugazmente justo al lado de ellas.

—No son cazadores.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Mar Feb 10, 2015 6:05 pm

Agarré las riendas de mi caballo mientras aquellos hombres se acercaban. No parecían cazadores, precisamente. Más bien parecían cazafortunas, o mercenarios. Unos quince, contando rápido. Y parecían dispuestos a darme caza, pues me apuntaron con sus ballestas. Alcé las manos en son de paz.

-Estamos buscando a una lobita cortacabezas y bastarda. ¡Y la hemos encontrado!-dijo el líder. -Nuestro jefe nos pagará muy bien por tu pellejo.

Andé disimuladamente hacia el caballo de Astrid, para protegerla, mientras meditaba mi respuesta.

-¡Vaya, así que soy una bastarda cortacabezas! ¿Cómo lo habéis sabido? ¿Tú sabías algo, Astrid?-dije sarcásticamente.

-Llevas un hacha como la que nos describieron, y tus ojos te delatan como una loba. Eres la bastarda que buscábamos.

-Eso de la bastardía no es objetivo. Puedes ser el heredero de un gran señor, pero posiblemente fuiste concebido gracias a que tu madre se folló a un amante en vez de al viejo con el que la obligaron a casarse. Muchos grandes herederos pudieron haber nacido así. Y muchos señores tienen bastardos con prostitutas.

Sus acompañantes se quedaron atónitos.

-Dejate de filosofías. No nos interesan ni los bastardos de las putas ni los amantes de las nobles. Sólo nos interesa tu nada bonita cara, perra. Aunque igual también pase un ratito con tu amiguita...-dijo lanzando una mirada lasciva a Astrid.- Hace mucho tiempo que no estoy con una mujer así, y ésta tiene buenas tetas.-los demás silbaron.- Sería un interesante "dos por uno".

-Gehen Sie zu Scheisse.*-le rugí.

*Váyase a la mierda.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Jue Feb 12, 2015 12:28 am

Astrid abrió mucho los ojos frente a los burdos comentarios de los individuos. Hizo una mueca de repugnancia y se mantuvo callada durante un rato. ¿Qué podía decir, de todas formas? Rebatir a aquellos individuos habría sido una estúpida pérdida de tiempo. Mas no podía quedarse tampoco callada sin decir nada, así que frunció el ceño y se dispuso a decir algo, al menos antes de que cometer un delito que prefería haber evitado, pero que pidiendo perdón a la madre, cometería.

—Dais asco, autentico asco. Y lastima, y espero que la madre se apiade de vuestras almas y tal vez os deje acceder al Metsaylín con la esperanza de que seáis mejores hombres, pues no mas que meros monstruos sois ahora mismo —dijo Astrid con tranquilidad y en una continuidad fluida de palabras suaves y dulces.

Ante aquellas palabras, siguió una enorme risotada por parte de aquellos individuos. Astrid abrió la palma de su mano, y las entrañas de aquellos hombres se alumbraron con un destello antinatural. Empezaron entonces a chillar, con gran intensidad. Un chillido que habría aturdido a cualquiera, de terror, de dolor. Astrid entonces sonrió por un momento, mostrando una parte de ella que por lo general trataba de evitar: el deseo de castigar a quien lo merecía. Un deseo que siempre había considerado que la madre no lo consideraría apropiado ni digno para un ser al que ella había dotado de inmortalidad. Aquellos hombres cayeron de rodillas entre gritos de pánico y dolor, completamente aturdidos se llevaron las manos a la cabeza y todo su cuerpo parecía abrasarse en un conjunto de luz blanca intensa que poco a poco iba destruyendo sus cuerpos. Al poco tiempo, todos salvo uno, fueron reducidos a poco mas que un montón de polvo. Astrid no había matado a uno de ellos, que había quedado intacto, chillando solo de miedo, y luego contemplando a sus compañeros. Luego observo a Bea y le pidió clemencia, pidiendo que no permitiera a la mujer de blancos cabellos hacer lo mismo con el. Astrid quiso dejar a Bea decidir sobre que hacer con aquel otro. Si permitirle vivir sabiendo cual seria el destino para gente de su calaña, o si eliminarlo para evitar que pudiera cometer cualquier otra estupidez.

Después de aquel acto, Astrid se sintió verdaderamente cansada, y se llevo la mano a la cabeza. Su sonrisa se difumino por completo y su rostro se mostró tremendamente cansado y abatido.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Jue Feb 12, 2015 12:58 am

Abrí los ojos bastante sorprendida ante lo que había hecho Astrid. Aquel extraño haz de luz que ella había provocado había achicharrado a todos los mercenarios entre gritos de dolor y agonía salvo a uno, que lloraba a mis pies pidiendo que fuera clemente con él. Mi mente cavilaba ante el perdón y la muerte. Una sola palabra mía cambiaría el sino de aquel tipo. Aquel hombre estaba en el límite entre la vida y la muerte, y un acto mío haría que cayera en un lado o en otro. Sin formalismos legales ni tonterías varias.

Opté por una vieja técnica, un "aviso para navegantes" que a la vez nos evitaría los problemas que nos daría el dejarlo libre. Fui a mi caballo a sacar una cuerda de las alforjas, pero como él estaba completamente agachado, no vio que realizaba un habilidoso lazo con mis propias manos. Se lo puse al cuello, y él apenas se inmutó. Justo sobre él pasaba una rama, sobre la que hice pasar el otro cabo de la cuerda, para luego estirarla yo hacia abajo con mi propio peso.

Vi al hombre retorcerse mientras sus pies pataleaban bailando la danza del que intentaba zafarse de la mano inclemente de la Muerte y agarrando la soga con sus manos aún sabiendo que va a perder su lucha. Empezó a oler algo a orín, y si no estuviese a su espalda hubiese visto cómo se empalmaba un poco debido a que la soga le bloqueaba la sangre. Se oían sus quejidos ahogados por la falta de oxígeno, y sacaba la lengua para intentar ganar algo de aire para sus pulmones. Así estuvo por unos minutos, hasta que al fin paró su agonía y se calló. Entonces me las arreglé para atar la soga a aquella rama y que el cadáver quedara suspendido.

Miré mi improvisada obra. Sí, me podía sentir orgullosa de ella. Nadie diría que no era obra de un profesional. Había tenido que matar (no lo había ejecutado, pues no lo había hecho bajo una sentencia de muerte) a aquel hombre por la vía del ahorcamiento por estrangulación, muy parecido al ahorcamiento por caída corta. Con mis manos rompí la cuerda del colgante del hombre, que parecía tener la forma de un martillo como los que había visto representados en algunos templos. Lo eché al bolsillo y subí al caballo.

-Sigamos.-le dije a Astrid.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Jue Feb 12, 2015 1:17 am

—Así que finalmente esa ha sido tu elección —comento Astrid, después de contemplar como colgaba al individuo sobre aquella rama con la cuerda—. Bueno, fuiste libre de decidir. Que la madre se apiade de sus espíritus.

Luego tomo las riendas nuevamente y continuaron el trayecto en dirección al templo. El viaje seria mas complicado únicamente debido a la continuidad de la lluvia, que no había cesado un solo instante. La luz que habían emitido los cuerpos de los individuos que ahora no eran mas que polvo, había causado que los cielos se aclarasen durante un leve periodo de tiempo. Se había despejado y dejado de llover durante unos escasos dos minutos, pero luego la lluvia había continuado nuevamente, con tanta fuerza como la que había tenido antes.

—Ya queda menos, de hecho ya se puede ver desde aquí.

La niebla no era tan intensa como lo había sido con anterioridad, por lo tanto tal y como Astrid había mencionado, ya era posible vislumbrar detrás de las continuas gotas de agua que descendían con fuerza, como un gigantesco templo de tonalidades blanquecinas se alzaba frente a ellas, todavía a una distancia importante. Pero estaba allí, ya podían verlo y era el objetivo que habían tenido por lo que ya era motivo suficiente por el cual estar contentas. Astrid sonrió, esperando poder ayudar finalmente a la joven Bea a a averiguar el paradero de su madre y conocer mas sobre su pasado, y si se diera el caso, vengarla.

—Camina con cautela, estos templos honran a la madre y la madre no querría que hicieras cualquier insensatez dentro de estos lugares sagrados, pese al mal que pueda existir en ellos —le advirtió Astrid a Bea. Trato de hablar con la voz alta, para que la pudiera escuchar, pues la lluvia impedía que las palabras se escuchasen con claridad.

Una vez al lado del templo, Astrid cabalgo hasta el establo del templo, que estaba justo a la izquierda de este. Allí dejo su caballo, y bajo de este, esperando a que Bea también bajara del suyo. Una vez desmontaron de sus monturas, se acercaron al portón; cabe decir que estaban completamente empapadas por la lluvia. Los cabellos de la joven Astrid parecían iluminarse al estar húmedos. Toco varias veces al portón , esperando una respuesta, y pronta mente atendió una mujer, bien vestida con un vestido largo de tono azulado. Una mujer bastante atractiva, además, que clavo sus ojos de un intenso azul en las recién llegadas.

—¿Puedo ayudaros en algo? —pregunto la mujer.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Jue Feb 12, 2015 1:44 am

Decidí mentir para no asustar a la monja de buenas a primeras, pues no creo que le hiciese mucha gracia que una poderosa hechicera y una verdugo se iban a pasear entre aquellos muros de recogimiento.

-Buscamos poder guarecernos de la lluvia, hermana.-le dije a aquella mujer. -Llevamos varios días de viaje, y el de hoy ha sido horroroso. Sólo hemos visto lluvia y barro, y no sabemos de ninguna posada cercana.

-Bien, podéis pasar siempre que respetéis la santidad de este lugar dedicado a la oración.-respondió con una gran sonrisa.

Nos hizo pasar y allí mismo nos presentamos como dos simples viajeras. Nos ofreció pasar a la cocina y ofrecernos algo de comer, pero Astrid le pidió ir a la biblioteca excusándose en que era una erudita y yo solicité pasar a la capilla.  Entré a aquel sencillo local,  me senté en la fila delantera, me arrodillé y empecé a orar. Nunca rezaba por más bienes o por una pareja provechosa: siempre lo hacía por miedo. Entre los verdugos se decía que las almas de los ejecutados perseguían a su ejecutor. Y ese miedo pasaba de padres a hijos. De ahí mi necesidad de rezar cada vez que mataba a alguien, más por temor a que mi particular panteón de ejecutados fuera a por mí. Agarré con fuerza el colgante de mi cuello, que tenía la forma de un hacha (se decía que los colgantes con forma de armas asustaban a los espíritus) y me concentré en mis oraciones, hasta que oí dos voces unas filas más atrás. Era una de las hermanas, que le comentaba a otra algo así como "¿No se parece a aquella chica noble a la que sacaron de aquí hace un tiempo? Mira el pelo...".

No me gustaba sentir la mirada de nadie apuntándome al cogote, pero me aguanté. Aunque no podía evitar que la curiosidad me devorara, pero era mejor ser cauta, tal y como Astrid me había recomendado.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Jue Feb 12, 2015 2:50 am

Tras adentrarse ambas en el templo, gracias a las amables palabras de Bea, Astrid decidió pedir acercarse a la biblioteca o cualquier rincón semejante donde pudiera leer, justificando este hecho con que ella era una mujer dedicada a cultivar sus conocimientos. No parecían haber llamado demasiado la atención, algo que Astrid agradecía en demasía. Una vez dentro, en aquel lugar al que hacían llamar biblioteca, pero que sin embargo según la opinión de Astrid, dejaba mucho que desear, se paseo por toda la sala. Era amplia, verdaderamente amplia y de hecho el propio templo era enorme. Pero no había tantos libros como Astrid habría esperado de una biblioteca de un lugar de esa índole. Había entrado poco después una mujer, que se acerco hasta Astrid y poso su mano sobre su brazo. Astrid se giro sobresaltada, no esperando la presencia de nadie en ese preciso momento.

—¿Qué sucede? —pregunto ella, todavía algo sorprendida.

—No he podido evitar preguntarme —comento la mujer, con una voz dulce y amable—, si sois la cronista. Sois muy semejante a ella, sino.

—Soy Astrid ante todo, pero si, soy la cronista, hija de la madre como tu —respondió Astrid. No le agradaba demasiado recibir un trato de admiración o de aquella clase. Le gustaba que supieran quien era y que importancia tenia en Isílnaren, una importancia que le había dotado la madre, pero tampoco le gustaba recibir algo semejante a la admiración por ello.

—He comparado con aquel viejo cuadro —señalo un cuadro que había cerca de la puerta de entrada de la biblioteca, en el cual estaba pintado el retrato de una mujer muy semejante a Astrid. Realmente, era ella, aunque lo observo con la mayor de las curiosidades. Se pregunto quien se habría tomado la molestia de retratarla, y cuándo, sin que se diera cuenta—. Sois igual. Teníais que ser vos.

—Si… esa soy… —dijo Astrid, todavía contemplando el cuadro—. ¿Quien lo ha hecho? ¿Como es que no lo he sabido? Que sensación tan extraña.

—Pensé que estaríais acostumbrada —fue lo que ella respondió. Astrid se sintió molesta por aquel comentario, no lo había esperado bajo ningún concepto—. Espero no molestaros —aquella disculpa apaciguo el espíritu iracundo de Astrid.

Durante un rato conversaron. La mujer le explico a Astrid desde cuando llevaba allí en aquel templo, y desde cuando había reparado en que deseaba dedicar todos y cada uno de sus días a honrar a la madre. Había sido una noche de verano, fresca y agradable, cuando había decidido que la madre era la única esperanza que le daba una justificación a su existencia y por ello era lo mas idóneo dedicar su vida a honrarla y recordarla. Era algo con lo que Astrid no estaba demasiado de acuerdo; la vida que la madre le había brindado a los humanos, era para que los humanos la exprimieran y disfrutaran hasta el final, aquella era la forma de pensar de Astrid.

—Supongo que lo de “ser erudita” era tan solo una tapadera —comento finalmente la mujer—. ¿Cuál es el motivo por el cual estáis aquí?

—Ya lo averiguaras —fue la inconclusa contestación de Astrid.

Después de aquella agradable conversación, se marcharon de la biblioteca y llegaron hasta la capilla, tras la insistencia de la mujer, que quería mostrarle aquel sitio a Astrid y consideraba necesaria su visita a la pequeña capilla. Para la mujer, todo de Astrid era sagrado, y el hecho de que se hallase ahí era una bendición, por lo tanto debía pisar cada rincón del lugar para “bendecir” el templo. Algo que Astrid pese a que lo considero de lo mas extraño, accedió sin mas dilaciones, al fin y al cabo era una forma fácil de contentar a aquella mujer, a quien debía agradecer la hospitalidad. Una vez en la capilla, pudo ver que estaban tanto Bea como otra mujer. Y la mujer acababa de abrir la boca, para decirle algo a Bea, frunciendo el ceño.

—Sé quién eres —dijo la señora que había justo al lado de Bea.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Jue Feb 12, 2015 11:04 am

Me giré bruscamente hacia el comentario de aquella anciana hermana. Me quedé ojiplática y extrañada, pues nunca hablaba de mi profesión ante extraños.

-¡Sois quien ejecutó al asesino de mi hija y su familia! Mi hija, mi yerno, mis nietecitos... He rezado mucho a la Madre porque aquel canalla tuviese su merecido. Lástima que no os permitieran hacerle sufrir.-con aquello comprendí la gran alegría con la que se recibió aquella ejecución en Ostaberia. Había sido un crimen realmente trágico.

-Pero... ¿Cómo lo sabéis?-pregunté extrañada.- Los verdugos siempre actuamos bajo el velo del anonimato, con capucha. Somos el rostro de la Muerte.

-Mi buen hermano me escribió contándome que el "maestro de justicia" (era un eufemismo muy usado para evitar la palabra "verdugo") había sido una mujer de la raza híbrida, cosa que les causó extrañeza a todos los asistentes a la ejecución. Y una fémina con un hacha grande y con el cabello que me describió llama mucho la atención.. ¡Gracias, gracias por hacer justicia, mi señora, que la Madre os bendiga a ti y guíe a  tu hacha por el camino de la justicia, joven Frei!-dijo besándome las manos.

-Escuchadme, buena mujer. Os agradezco vuestras bendiciones, pero por favor no contéis a nadie que me habéis visto. Me pondríais en un serio peligro, ¿De acuerdo?.-dije, y ella asintió, prometiéndome que callaría.

La verdad, me estaba preocupando tanta adoración por parte de aquella anciana mujer, aunque la comprendía pues aquel hombre había acabado con toda su familia, que era su mundo y su vida. Me contó que tras aquel atroz crimen había decidido profesar como hermana pues se había quedado sin nada tras enterrar a su familia. Oí la voz de Astrid, que estaba en la puerta de la capilla con la otra hermana. Abracé a mi interlocutora y fui hacia ellas. Al parecer, aquella mujer sentía fascinación por mi... ¿amiga?. Sonreí un poco, pues parecía que tenía su grupo de admiradores por estos lares.

-¿Has conseguido averiguar algo?


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Jue Feb 12, 2015 11:25 pm

Astrid llego suficientemente pronto como para poder vislumbrar la admiración de aquella mujer por Bea. No pudo evitar preguntarse a que se debería; comprendía que la mujer que anteriormente le había dedicado unas palabras halagadoras a ella misma sintiera esa admiración, pero, ¿Bea? Astrid se pregunto si realmente la conocerían, por su madre u otra razón.

—Por lo que veo, Bea, eres conocida por estos lares —menciono Astrid con una voz suave y amable—. Me pregunto por que.

Lo cierto era que Astrid por un momento se llego a preguntar si tal vez conocerían el oficio de ejecutora que ejercía Bea, algo poco probable debido a que se trataba de un oficio anónimo cuya identidad tan solo conocían algunos pocos. Entonces entorno los ojos alrededor de ambas mujeres, de la anciana que había estado justo al lado de Bea, y además de la propia Bea. Sonrió ampliamente, estaba contenta y aquel lugar en el que se hallaba le causaba una inmensa paz y armonía. La sensación era agradable, no podía negarlo, y las habían acogido de buen grado desde un principio sin mas miramientos, lo cual la había acabado haciendo sentir cómoda.

—Todos saben aquí el trabajo de la dama Frei . No hay secretos para quienes veneran a La Madre —dijo la mujer que con anterioridad había estado hablando a Astrid—. Sin embargo es todo un placer tenerla aquí entre nosotras —menciono finalmente.

Luego apareció un hombre recio, de gran estatura y bien armado. Astrid se quedo perpleja ante su presencia, no se lo esperaba en absoluto. Se pregunto entonces de quien se trataría aquel individuo y que haría allí. Creía que los templos estaban constituidos o por mujeres, o por hombres, siempre habiendo un conjunto dividido por géneros. Algunos templos estaban llenos de hombres dedicados a honrar a la madre, y otros estaban repletos de mujeres, pero nunca solía haber templos o lugares de cultos compuestos por ambos géneros. No era por ninguna razón particular, simple tradición arcaica que había llegado hasta aquellos días.

—Mi señora —dijo refiriéndose a la mujer que había estado conversando con Astrid anteriormente—. Hay gente desconocida rondando por la cercanía. No identifico que clase de persona puede ser, pero no parece que pinte mucho por estas tierras. ¿Qué sugieres que haga? Defenderé este lugar con mi vida si es necesario.

—Tranquilo muchacho, no te enerves —contesto la mujer—. Seguramente sera algún viajero que se ha maravillado con la estructura que ha visto a su paso. Si se acerca mas, ofrecéle entrar si lo requiere. Esta lloviendo mucho y tal vez le venga bien.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Vie Feb 13, 2015 12:02 am

-La dama Frei ejecutó al asesino de la familia de la hermana Séphora, que se vio obligada a profesar al verse en la miseria tras aquel crimen tan atroz. No os imagináis la alegría que se llevó la mujer al llegar una carta de su hermano, que vive en Ostaberia, anunciándole que el desgraciado recibió su justicia.-dijo la interlocutora de Astrid.- Por ello y por su labor de enviar a los criminales al infierno para que no hagan más daño, la dama Frei es muy admirada en nuestra comunidad.

-Ciertamente no me esperaba tener admiradores en ningún rincón de la Facción, aunque he de admitir que me ha impresionado.-repliqué.

Enseguida entró un hombre bastante grande y bien armado. Me figuré que sería alguna especie de vigía del templo y conexión con el exterior, por si la Madre no podía evitar algún mal en aquel remanso de paz. En cierto modo me recordaba a Hagen. Anunció que había avistado a una persona merodeando por los alrededores, como si quisiera entrar pero no se atreviese a acercarse. La mujer le pidió que trajera a aquella persona, y cuando el hombre se fue dije:

-Vaya, hoy ustedes van a tener muchas visitas en el templo.

Al poco volvió el hombre, acompañado de un muchacho pecoso e imberbe, vestido a la manera de los aventureros, y empapado hasta las trancas. Una de las hermanas fue a por una toalla para el chico.

-¡Perdonen que les moleste, hermanas!-dijo agobiado.-La lluvia me cogió desprevenido mientras volvía a mi aldea para llevarle una medicina a mi buena madre. ¡Disculpen, disculpen! Me llamo Tom. ¡Menos mal que lo de mi señora madre es sólo un simple resfriado!


-Bueno.-dijo la hermana que nos había recibido.-Los templos están para servir a cualquier creyente n la Madre que lo necesite. Yo soy la hermana Ronika, superiora del templo. Ellas son Astrid y Bea Frei.

El chaval miró a Astrid y se quedó blanco como el mármol. Temí que se desmayaría.

-La...¡La Cronista en persona!

-Dices de mí, pero tú los tienes loquitos.-le susurré a Astrid.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Lun Feb 16, 2015 9:07 am

Astrid sonrió sorprendida cuando aquel individuo reacciono de esa manera. Y aunque al principio le pareció una reacción halagadora, al cabo de un rato, mirando fijamente a los ojos a aquel individuo recién llegado, notó que no era una reacción tan sincera como honrada. Aquel escondía algo, y Astrid desconocía por completo el que. Era tan solo una sensación, una intuición. Había vivido muchos años y para ella era prácticamente imposible no sospechar de la mirada mas afable. Respecto al comentario que había hecho Bea, Astrid casi ni se percato de sus palabras, estando demasiado preocupada por lo que pudiera esconder aquel individuo.

—Nosotras… Acabamos de llegar también —comento ella, finalmente, sin mostrar mucha mas expresión respecto a la reacción de aquel individuo—. Es un gusto que el templo ayude a quienes lo necesiten, especialmente con este clima tan violento que esta habiendo estos días.

Pasó un tiempo hasta que llegó la noche cerrada, momento en el cual las sacerdotisas condujeron a ambas mujeres y al recién llegado hasta un pequeño comedor, y sirvieron carne rebozada junto con algunas verduras. Al lado, dejaron una pequeña cesta con frutas. Astrid corto la carne y empezó a comer sin mas dilaciones, pues se sentía terriblemente hambrienta. También el otro hombre, con quien compartían mesa, había empezado incluso antes que ella a comer, con gran brusquedad. Las sacerdotisas ya habían cenado mucho antes, y estando de pie la gran mayoría, las observaban con una sonrisa amable y sincera. Solo dos sacerdotisas estaban tomando algunas frutas, sentadas en la mesa.

—¿Ha sido duro el viaje? —preguntó una de ellas.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Lun Feb 16, 2015 6:42 pm

Mientras cenábamos, miré detenidamente a aquel muchacho, Tom. Cenaba bruscamente, y algo en él no me gustaba. Olía algo raro en él. Aparte de que le había pillado mirándonos a hurtadillas, como si quisiera vigilarnos. Me prometí no quitarle la vista ni la nariz de encima a ese tipo.

Cené tranquilamente mi ración de carne rebozada (que por cierto estaba deliciosa) y las verduras (que me agradaron menos pero no dije nada por educación). Vi que casi todas las sacerdotisas estaban de pie alrededor nuestro y de dos de sus compañeras, que estaban comiendo algo de fruta de un cesto que había en medio de la cesta. Me supo mal aquel gesto de tan amables mujeres, pero había que respetar las costumbres de la casa.

Tras la cena, nos acompañaron a nuestras habitaciones, cerca de la de la superiora Ronika, y nos deseó muy buenas noches. Me metí en mi cuarto, sencillo y sólo con una cama y un escritorio. Cuando fui a desnudarme, tocaron a la puerta. Era la superiora.

-Dama Frei, desearía hablaros en privado.

Nos sentamos en la cama, y me comenzó a explicar el motivo de su visita nocturna. No alejé el hacha de mi mano, no me fiaba del tal Tom.

-Como ya sabéis, los servidores de la Madre sabemos todo. Sé que has perdido a tu padre, y que quieres hallar a Johanna. ¡Sí, ella estuvo aquí! Pero nos negamos a que la forzaran a quedarse, pues nos negamos a romper los designios de la Madre, como lo fue el compromiso de tus padres. Así que una noche se la llevaron, no sabemos dónde. Pero me temo lo peor. ¡La veo en vos, dama Frei! ¡Hasta en vuestros ojos, aunque sean de lobo! Y temo por ella, pues su padre parece un loco que antepone el qué dirán a su propia hija.

-No os apuréis, el señor Manzini pagará por ello. No en vano soy verdugo.-dije apoyando una mano en su hombro.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Miér Feb 18, 2015 3:31 am

La cena agradó en demasía a la dama Astrid, quien ingirió los alimentos con gran énfasis. Realmente estaba contenta de poder consumir aquellos alimentos, sentía un hambre inmenso y es que la ultima vez que había comido realmente bien había sido en la casa de la recién conocida Bea Frei , con quien había establecido finalmente algo que podía llamarse amistad… y tanto la carne como las verduras que las sacerdotisas les habían ofrecido, habían resultado de lo mas deliciosas para Astrid, quien comía sin apenas hacer caso a su alrededor. No medio palabra alguna con Bea, quien estuvo también centrada en sus alimentos, y tan solo alzo la vista un par de ocasiones para fijarse en el muchacho que había llegado anteriormente: Tom. Fue una mirada fugaz, pero suficiente para recordarle a si misma que no se fiaba ni lo mas mínimo de aquel individuo. Ella creía firmemente que escondía algo que no deseaba demostrar en aquel momento, aun pareciendo pura amabilidad y agradecimiento hacia las sacerdotisas quienes sin dilaciones habían accedido a cuidarlo y alimentarlo en aquel día lluvioso.

Cuando termino la cena, fueron acompañadas hasta las habitaciones. Una vez Astrid estuvo dentro, extrajo del bolso que llevaba siempre consigo, un grueso libro. Un libro muy antiguo en apariencia, que abrió y hojeo levemente  buscando algunas frases en concreto. Aquel libro pertenecía al mundo antiguo, era uno de los escasos recuerdos que tenia Astrid de su familia y de aquel tiempo tan remoto, que tan atrás en el pasado había quedado. Sonrió al leer un poco aquel libro, era una narración poética, que contaba historias ficticias sobre héroes de un pasado mucho mas remoto que el propio mundo antiguo. Cuando se canso de leer, lo dejo nuevamente en el interior del bolso, y se recosto sobre la cama, y mirando al techo se quedo pensativa. Tardaría en dormir, cada vez le costaba mas dormir y cada año que pasaba, dormir resultaba casi un lujo.

A veces pienso que no han pasado mas que un par de días —susurro en la oscuridad de la habitación. Hacia un momento había apagado la vela que reposaba sobre la mesita de madera que había junto a la cama.

Esperaría al día siguiente para saber mas al respecto del paradero de la madre de Bea. Al fin y al cabo era la razón por la que habían ido allí, y si no habían hablado de aquel tema con las sacerdotisas todavía, era porque no tenían la intención de ir tan deprisa. Preferían tomar con gratitud la confianza de las sacerdotisas, y con tranquilidad hacer las preguntas pertinentes. Al día siguiente ya se ocuparía de eso, o de preguntar a Bea si por algún casual había sabido algo acerca de su madre.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Miér Feb 18, 2015 11:29 pm

Cuando la hermana Romika se fue, me desnudé y me acosté, tapándome bien con las mantas y colocando el hacha bajo la almohada. Me acurruqué y caí pronto en un sueño profundo, debido a lo cansado de aquel viaje y del ahorcamiento que había tenido que realizar, aunque el tener el estómago lleno de carne maravillosamente cocinada también ayudaba.

"Me hallaba en un monte, de noche, sólo rodeada de hierba. Caminé durante un buen rato. ¿Una hora, dos? No lo sabía, pues era de noche pero se veía bien debido a la luna llena. Seguí andando. No había ni un monte, ni una piedra que me sirviese como punto de orientación, es más, iba a donde mis pies me llevaban mientras las estrellas me observaban. Y no corría el viento, aunque se sentía fresco. Un buen rato después, vi una mujer de cabello largo y castaño (como el mío) que me daba la espalda. Fui corriendo hacia ella, pero huyó hasta llegar a un huerto enorme, casi un bosque, sin ni siquiera mirarme, así que no logré verle el rostro y se dedicó a esconderse tras los manzanos, para que no la alcanzara.

-¿Mamá?- pregunté casi gritando, mientras estiraba mi brazo para intentar agarrarla."


Me desperté al oír unos ruidos, me sorprendió el hecho de despertarme con el brazo estirado como en mi sueño. Pisadas, entre mi cuarto y el de Astrid. Aquello no me gustaba, y menos aún el que me pillaran desnuda, así que me vestí en la oscuridad y cogí mi hacha. Me senté al lado de la puerta, para esperar pacientemente a quien fuese y vender cara mi piel. No me agradaba la idea de que me matasen mientras dormía. Pero nada de nada. Mi muerte ideal era encarándola, tal y como mis víctimas hacían conmigo forzosamente.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Vie Feb 20, 2015 4:38 am

Estaba sumida en el más profundo de mis descansos. Pese a que había estado largos minutos con la vista perdida en el techo, sin conseguir conciliar el sueño, finalmente lo conseguí y me sumí en dos sueños verdaderamente hermosos. En uno de ellos me hallaba entre mi familia una vez más. Podía ver a mi padre cultivando la tierra. Me veía a mí misma ordeñando las vacas junto con mis hermanos. Me sentí por primera vez en mucho tiempo realmente feliz, pues dentro del sueño sentía que de verdad estaba sucediendo aquello. Cuando desperté, una horrible sensación de angustia me invadió, al darme cuenta de que todo aquello tan solo había sido no más que un sueño fugaz en la noche. Todavía no había amanecido, y aquello tal vez fue lo que más me sorprendió. ¿Por qué me había despertado entonces? Mientras Bea estaba alarmada en su habitación, dándose cuenta de que había huellas en la cercanía, entre ambas habitaciones, yo todavía no me había percatado de aquello. Pero si me di cuenta de que la puerta estaba abierta. Así pues me puse en pie, nerviosa. Alguien había ahí, alguien más a parte de mí.

Y es que entonces fue cuando vi las pisadas, y me percaté de que fuera quien fuera aquel que había irrumpido en mi habitación, tanto la mía como la de mi acompañante de viajes, mostraba el recorrido de sus huellas yendo en dirección a las cortinas de la ventana de mi habitación. Estaba todo oscuro, así que no pude vislumbrar si la ventana estaría abierta. Aunque no entraba brisa alguna, por lo que supuse que la ventana estaría cerrada. Estando vestida únicamente con poco más que una tela blanquecina suave para descansar, noté por un momento el frio intenso de la noche en mi piel. Y poco después, en cuanto mis ojos se acostumbraron a la oscuridad, vi como una mano se alzaba entre las sombras. Y vislumbre el centellar de la hoja de la espada cuando esta se ilumino con el reflejo de la luna que accedía por la ventana.

-¡¿Quién demonios eres tú?! –pregunté-. ¡Tom!

Y es que era el individuo que había estado comiendo inocentemente en la mesa junto a nosotras momentos antes. Estaba justo allí delante de mí. Note entonces un fuerte golpe en mi sien; me había golpeado con la empuñadura de la espada que portaba entre sus manos. Caí al suelo inconsciente, incapaz de hacer nada más. Los segundos de consciencia que había tenido antes, los había pasado únicamente pensando en por que estaría sucediendo aquello.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Bea R. Frei
Verdugo
avatar

Puntos :
12 / 10012 / 100

♕Krons : -
⚔Nivel : -
Mensajes : 220
RoLCoins RoLCoins : 132
Fecha de inscripción : 20/12/2014
Edad : 24
Localización : Un programa del FBI, la CIA y los Illuminati llamado Teruel.exe. Si me estás viendo, los SWAT tocarán tu puerta en 5 segundos. No debiste ejecutar ese archivo.

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Sáb Feb 21, 2015 12:38 am

Oí los golpes que provenían ya no del pasillo, si no del cuarto de Astrid. Salí a toda leche del mío y me dirigí al suyo, para hallar a Astrid inconsciente, golpeada por Tom, el muchacho que también había sido acogido por las hermanas. Me lancé a él, y se giró. Él intentó ensartarme su espada, pero lo evité con mi hacha. Aquello le puso algo furioso, e intentó volver a atacarme, golpe que también evité pero de mala manera, por lo que me llevé un pequeño tajo en un brazo. Apenas grité, y logré ponerme entre el cuerpo de la inconsciente Astrid, pero Tom me tiró sobre ella. Conseguí acumular fuerzas antes de que me clavara la espada en el corazón y con mi propio peso y el de mi hacha conseguí empujarle a la pared, golpe que le dejó algo atontado. Aproveché para coger un jarroncito que había en el escritorio y golpearle en la sien. Eso lo dejó inconsciente, y no pensaba darle la merced de una muerte rápida.

Se oyeron pasos apresurados en el corredor, y la puerta se abrió de golpe. Las hermanas y el vigía entraron de golpe, preocupados por el ruido del combate, y hallaron tanto a Astrid como a Tom inconscientes y yo al lado de este último. El hombre hizo ademán de detenerme pensando que había sido yo la que había atacado a ambos, pero la hermana Ronika hizo una seña para frenarle. Algo le hizo intuir que no había sido yo la causante de aquel lío, y pareció comprender por qué no había matado al chico en aquella misma estancia con el hacha.

-Él intentó atacar a mi amiga. Escuché los ruidos y vine al ver lo que pasaba.-expliqué.-Ese chaval ha intentado matar a Astrid. O la Cronista, como prefiráis tratarla.


Sí, verdugo de la Facción Austral. Ejecuto gente a un módico precio. Tarifas especiales para el Estado.
Quiero tener el valor para decir adiós, Y el dolor de estar sin ti la piel me quemará.
If Pa killed Ma / Who'd kill Pa? / Marwood.
Selección de frases célebres:
 

http://es.isilnaren.wikia.com/wiki/Paulojaalin <-- El mejor personaje histórico de Isílnaren xD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rincondelaika.blogspot.com.es
Astrid Fólkvangr
Nuevo/a en Isílnaren
Nuevo/a en Isílnaren
avatar

Puntos :
0 / 1000 / 100

♕Krons :
⚔Nivel :
Mensajes : 347
RoLCoins RoLCoins : 1000192
Fecha de inscripción : 18/12/2014

Ficha del personaje
Raza: Humano

MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   Miér Feb 25, 2015 2:12 am

-Pero es inadmisible el acto de violencia en un lugar sagrado como este –protestó el hombre-. Me parece indigno y carente de toda fe y amor hacia la Madre hacer esto en el lugar que estáis pisando.

Abrí los ojos cuando todo hubo pasado, tratando de incorporarme. Ronika trato de calmar al hombre colocando su mano en el hombro del hombre, y diciéndole algo en un susurro que no logre entender. Le dijo algunas palabras en una lengua extraña, tal vez alguna arcaica perteneciente al mundo antiguo, pues al fin y al cabo muchos de los adoradores de La Madre habían tenido acceso a documentos realmente antiguos en los cuales, entre otras cosas, se hallaban lenguajes arcaicos de los primeros tiempos de los humanos. Según lo que comprendí, no le había parecido bien que Bea golpeara a nadie en el lugar sagrado que era el templo.

-El muchacho ha intentado atacar a Astrid, lo daré por hecho y por cierto –dijo Ronika, con una sonrisa de amabilidad, pero aun así ocultando cierta preocupación-. Desconozco las razones, pero el peligro ya está eliminado, y esto te lo agradezco –dijo eso ultimo mirando a Bea-. Si bien es cierto que la madre pena a los violentos que bañan el suelo sagrado de sangre, en este caso ha sido por una razón justa. Así que tu –dijo refiriéndose al hombre que había protestado anteriormente-, recoge al muchacho y condúcelo a otro lugar-. Y tú –dijo entonces mirándome a mí-. Debemos hablar. Puede acompañarte Bea, si lo desea.

Cuando se había dirigido a mí, me había mirado con una expresión seria y tal vez algo furiosa. No comprendí demasiado bien el motivo de aquella mirada… tal vez se sentía furiosa conmigo pues mi presencia había manchado aquel lugar de violencia, habiendo atraído la atención de aquel tal Tom. La mujer nos acompañó hasta unas escaleras en la planta baja del templo. Las escaleras descendían más allá, hacia un sótano. Sin haber bajado todavía, observe que yendo hacia abajo por las escaleras se abría una enorme penumbra. Entonces la mujer encendió una antorcha y descendió por las escaleras. Al ver que ni Bea ni yo avanzábamos, se giró un momento y nos hizo un gesto con la mano para que bajásemos. A medida que descendimos por aquellas escaleras, pude ver como en las paredes a mi derecha y a mi izquierda había cuadros sinestros, de criaturas que jamás había visto y de las cuales jamás había oído siquiera hablar.

La anciana una vez estuvo abajo del todo, fue encendiendo una por una distintas antorchas que había colgadas por toda la estancia, la cual todavía no había podido ver cuán grande era. Una vez encendió varias antorchas, pude observar que era una amplísima sala, con algunos objetos antiguos, varias estanterías plagadas de libros antiguos, y había pintado sobre el suelo en el centro, un retrato de La Madre.

-Jura ante La Madre que dirás la verdad –me dijo, mirándome a mí-. Júralo y podremos empezar a hablar.

-Lo juro por La Madre –dije entonces, sin esperar siquiera un segundo antes de responder.

-Entonces cuéntame, porque ese hombre vino aquí y trato de acabar con tu vida.

No podía responderle a eso, no podía mencionarle el por qué pues ni yo misma lo conocía. Así que negué con la cabeza, indicándole que no carecía de conocimiento suficiente como para hacerle saber el motivo por el cual Tom habría tratado de matarme.

-Conocía a ese muchacho. Y no me he dado cuenta hasta que lo he visto ya muerto –dijo la mujer, con una expresión de desolación-. Es un cazador… diría que es un cazador de inmortales, pero no es así. Se dedica a matar a los inmortales humanos a quien la Madre otorgo la inmortalidad. Pero a unos en concreto… a aquellos inmortales que no hicieron nada por salvar la vida de las víctimas de Yüthernol, aquella fecha lúgubre.

Había estado escuchando con atención las palabras de la mujer. Yüthernol, conocía esa fecha. Había sido un siniestro día, dado durante las guerras ducales del sur de la facción, en el que toda una familia había pedido ayuda a los humanos inmortales para que fueran salvados de la guerra. Y sin embargo, los inmortales incluida yo, ignoramos sus peticiones, abandonándolos a su suerte. Después de aquello sus familias murieron, mujeres, niños y los propios hombres se vieron obligados a observar la muerte de estas personas. No solo por estar metidos en las guerras ducales, sino también por adorarnos a mí y al resto de los humanos inmortales como si nosotros hubiéramos sido dioses.

-Conozco esa fecha –dije, solamente. No tenía mucho más que mencionar, pero la culpa me inundo de repente.

-La madre de Bea conocía esa fecha muy bien. Y lo que es peor, la aborrecía y detestaba a aquellos que, como tú, no hicieron caso alguno a esas familias. Te ayudaremos a ti y a Bea, únicamente si te comprometes a arreglar ese daño, si haces que el Yüthernol quede muy atrás en el olvido...

Asentí con la cabeza. Luego la mujer se dirigió hacia Bea.

-Y tú. Me gustaría saber que tanto te fías de mí y de las demás para ayudarte a encontrar o saber más de tu madre. Si yo he decidido depositar mi confianza en ti, espero que puedas depositarla tú en mí –dijo con una sonrisa afable y amable-. Si confías en mí, podre enseñarte algo que es halla aquí en esta sala oculto, algo de mucho valor que sin duda querrás poseer contigo.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.isilnaren.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Tirwal 1 (Astrid)   

Volver arriba Ir abajo
 
Tirwal 1 (Astrid)
Volver arriba 
Página 2 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Isílnaren - Rol medieval fantástico :: ~Facción austral ~ :: Bosque Iverdal-
Cambiar a: